CDMX
April 20, 2024
Afianzan porcicultores modelo integral de producción sustentable y social en Yucatán

Afianzan porcicultores modelo integral de producción sustentable y social en Yucatán

Jun 1, 2023

Yucatán es un estado del Sureste del país, donde la porcicultura es una de las actividades pecuarias más representativas, La industria porcina se encuentra en constante evolución a fin de aprovechar las nuevas tecnologías y brindar mayores niveles de bienestar al entorno y a las comunidades donde arropan cada unidad de negocio.

En los últimos tres años, el estado de Yucatán ha llegado a ocupar entre el tercer y cuarto lugar en producción a nivel nacional, representando significativos porcentajes de la producción nacional de puercos. La tendencia de la producción ha venido a la alza, generando más empleos directos,  indirectos; con una gran derrama económica en  millones de pesos.

Yucatán ha llegado a ocupar entre el tercer y cuarto lugar en producción a nivel nacional
Yucatán ha llegado a ocupar entre el tercer y cuarto lugar en producción a nivel nacional

El sector porcícola estatal continúa cada día desarrollando nueva infraestructura, impulsado por la fuerte demanda interna y externa, haciendo productiva la posición geográfica que facilita las medidas de bioseguridad, la mejora de la genética y las expectativas de crecimiento en las exportaciones y competencia en el mercado mundial.

Como en todas las actividades, el sector porcícola tiene el compromiso y responsabilidad de realizar una producción que sea sostenible, esto es válido para empresas de todos tamaños, desde los pequeños productores hasta las granjas tecnificadas e integradas a mercado, en esta labor, es importante la participación de los sectores empresarial, gubernamental y sociedad civil organizada. Sumando a ello las condiciones sanitarias que existen en el estado, la hacen una actividad rentable para los productores que están involucrados en este sector.

Es importante resaltar que a pesar de los desafíos, se han logrado avances considerables en la implementación de tecnologías de primer nivel en las nuevas granjas y adecuaciones de mejora en las ya existentes, como las tecnologías que están las lagunas de oxidación, los biodigestores, el aprovechamiento de lodos, la generación de energía con la producción de metano, entre otras que disminuyen en gran medida el impacto ambiental y la salud.

Impulsan además otras actividades y alternativas como son la implementación de paneles solares en las granjas de cerdos para reducir los costos en energía eléctrica y que sean proyectos amigables con el medio ambiente, la implementación de plantas de tratamientos de las aguas, la producción de abonos para el desarrollo de cultivos alternativos y el desarrollo social de comunidades de alta marginación.

Todas  estas fructíferas acciones contribuyen positivamente para que la producción de la industria porcícola en el estado de Yucatán sea  sostenible a través de mejores prácticas de manejo en granjas, para que sean empresas sustentables en los diferentes aspectos social, ambiental y económico, coadyuvando al arraigo en las comunidades, mejorando la calidad de vida , vivienda, desarrollo económico y amigables con el medio ambiente.

Afianzan porcicultores modelo integral de producción sustentable y social en Yucatán
Mejores prácticas de manejo en granjas en Yucatán

Cabe destacar que Kekén es precisamente en Yucatán y en México un modelo de la modernización y sustentabilidad frente a los que especulan, acusan y califican apuesta a la transparencia y brinda la  información oportuna y confiable sobre la industria porcina, porque tiene presente que mientras más se conozca acerca de sus  procesos, productos y estrategias sustentables, contribuirá a seguir consolidando su imagen y el nombre de Yucatán y de los mexicanos muy en alto en el mundo.

Su liderazgo  en la producción de carne de cerdo, sigue manteniendo los estándares necesarios para clasificar como una actividad altamente tecnificada, organizada y sustentable, garantizando un desarrollo sostenible para todos.

Su modelo de producción incorpora un modelo integral sustentable y social, que va desde la certificación internacional de Bienestar Animal, hasta la innovación, mejora continua e inversión en ecotecnología, garantizando así un sano equilibrio entre el crecimiento económico, el cuidado ambiental, social  y el bienestar de las comunidades donde tienen presencia.